aceite-de-palma

Aceite de palma, la guerra está declarada

La licenciada en Derecho y gerente de una empresa familiar dedicada al envasado y distribución de aceites en Navarra, Laura Sandua, ha explicado en la web de Restauración Colectiva los pormenores del polémico aceite de palma, producto que está en el punto de mira de todo el sector alimentario y consumidores por su composición alta en ácidos grasos saturados, lo que le convierte en un producto contrario a lo que se suele conocer como “ingrediente saludable”.

 

El aceite de palma se encuentra en el 50% de los productos que se consumen a día de hoy y es la grasa más utilizada a nivel mundial. Además, diversos sectores defienden que su producción es además perjudicial para el medio ambiente y ciertos ecosistemas. Por estos motivos, como explica Sandua “es necesario plantar cara al enemigo. Es momento de que un líder se ponga al frente de esta corriente social y dirija la estrategia adecuada, utilizando como armas la exaltación de la dieta saludable, como la única vía para que la humanidad viva más sana durante más tiempo”.

 

Según la abogada y gerente “es precisamente nuestro país quien debería recoger el testigo de este liderazgo” teniendo en cuenta que “España es el mayor productor y exportador mundial de aceite de oliva. Hoy en día, la grasa más saludable. Cada día asistimos al descubrimiento de un beneficio más para la salud, aportado por el consumo de este aceite (prevención de diversos tipos de cáncer, de colesterol, de obesidad, de enfermedades coronarias, cardiovasculares, degenerativas y un largo etcétera). Además, junto a países del entorno, España es cuna de la reconocida mundialmente como la dieta más saludable, la Mediterránea. La Unesco la declaró como Bien patrimonio inmaterial de la humanidad’ y como la forma más adecuada para luchar contra la malnutrición y la obesidad a nivel mundial”, defiende Laura Sandua.

Una de las soluciones: la información en el etiquetado
Según explica “tenemos la autoridad suficiente como para encabezar una estrategia que vuelva a situarnos en el mapa del mundo, por algo que vaya más allá de la corrupción o el paro. Ahora sólo falta que las autoridades competentes se pongan a ello. ¿Cómo? A través de la puesta en práctica de medidas que sirvan de ejemplo para otros países y encauzadas a través de la UE para su obligada aplicación: medidas que pongan límites a la importación de aceite de palma y a la distribución de productos alimentarios que lo contengan; que regulen el porcentaje de concentración del aceite de palma en los alimentos y que obliguen a un etiquetado más claro; medidas donde se exponga con letras grandes y visibles si el producto contiene grasas perjudiciales como el aceite de palma y en qué cantidad; y medidas, fundamentalmente, que fomenten la concienciación social y una educación a los escolares asentada en los saludables hábitos alimenticios de la Dieta Mediterránea”.

Otra iniciativa importante que propone Sandua “pasa por evitar el uso de nombres que encubren el contenido en aceite de palma. Son varios los utilizados en las etiquetas, pero el origen es el mismo: aceite de palmiste, grasa vegetal fraccionada e hidrogenada de palmiste, sodium palmitate, estearina de palma, oleína de palma o manteca de palma, por ejemplo”.

Proposición para retirar el aceite de palma de colegios, centros de salud e instalaciones deportivas

La abogada experta comenta que “algunas entidades ya han comenzado a tomar medidas, aunque muchas de ellas, no pasen de una llamada de atención. La mayoría parlamentaria del congreso aprobó en abril una proposición no de ley (por lo tanto sin aplicación práctica) para retirar de forma progresiva los productos que contienen aceite de palma en colegios, centros de salud e instalaciones deportivas. En ella también se insta al Gobierno a llevar a cabo reformas legales para evitar el fomento del consumo de productos con contenido en aceite de palma, mediante publicidad o ganchos comerciales como juguetes, adhesivos, etc”.

Esta iniciativa “se impulsó después de que el Parlmento Europeo pidiera restringir la importación de aceite de palma. Su consumo ha pasado de las 270.000 toneladas en el año 2000 a los tres millones en 2016. Esta petición se debe también a la deforestación que se crea allí donde se cultiva. Tenemos ejemplo de su impacto medioambiental en Malasia, Indonesia, África y Sudamérica. Y su cultivo crece a razón de un 10% al año”.

Ante el revuelo causado, “ya son varias las cadenas de supermercados que han decidido dar un paso adelante contra el aceite de palma. En España, la más radical ha sido la cadena de venta de alimentos ecológicos, ‘SuperSano’, que ha retirado todos los productos que contienen aceite de palma. La reacción del consumidor no se hizo esperar. Sus ventas se han incrementado un 20%”.

“En España, el CSIC, a través de su Instituto de la Grasa, ha desarrollado una variedad de girasol para generar aceite también con un alto contenido en ácido esteárico.

En definitiva, alternativas hay y seguirán descubriéndose más, porque la sociedad y la salud lo demandan. Sin embargo, antes de que esto ocurra, el consumidor siempre debería tener la opción de elegir, a través de etiquetas claras y letra visibles, entre lo más saludable y lo menos saludable”, concluye Laura Sandua.

 Leer artículo completo en Restauración Colectiva

prodcutos-ecologicos-web

La UE estrena su certificado electrónico para importaciones de alimentos ecológicos

Fuente: El Periódico

Desde la Unión Europea se ha puesto en marcha un nuevo sistema de certificación electrónica de importaciones de productos ecológicos con el objetivo de reforzar las disposiciones sobre seguridad alimentaria y reducir posibles fraudes, según ha explicado la Comisión Europea.

Durante seis meses, este certificado electrónico funcionará al mismo tiempo que el sistema impreso, a modo de periodo de transición. Desde el 19 de octubre de este 2017, las importaciones de productos ecológicos únicamente podrán estar cubiertas por el certificado electrónico.

El Ejecutivo comunitario ha destacado que este nuevo sistema permitirá un seguimiento más exhaustivo de las importaciones y reducirá la carga administrativa de operadores y administraciones, al mismo tiempo que proporcionará datos estadísticos más detallados sobre los productos ecológicos.

En la práctica, este cambio requerirá añadir estos certificados de importaciones al sistema experto de control comercial de la UE (TRACES por sus siglas en inglés), un mecanismo electrónico que supervisa el movimiento de productos agroalimentarios a lo largo del bloque comunitario.

El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, ha subrayado que las nuevas reglas “aumentarán la trazabilidad de los productos ecológicos, para los que existe un importante mercado en crecimiento”.

curso-etiquetado-toledo-1

El etiquetado de los alimentos, protagonista de la industria alimentaria

El curso sobre ‘Herramientas para etiquetar correctamente los alimentos’ reúne a la Universidad, la Administración y las empresas alimentarias

 
La Fundación General de la Universidad de Castilla-La Mancha, el Foro de Seguridad Alimentaria de Castilla-La Mancha y SIC Agroalimentaria han celebrado la nueva edición del curso ‘Herramientas para etiquetar correctamente los alimentos, Información Nutricional’ que ha supuesto un éxito de participación.

La Escuela Superior de Gastronomía y Hostelería de Toledo ha sido el lugar de encuentro para la Administración, Universidad y Empresas alimentarias, en esta jornada en la que los farmacéuticos oficiales de Salud Pública de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Almudena Columé y Enrique Estrella, han sido los encargados de explicar la nueva normativa y los pormenores de la legislación en materia de etiquetado de los productos alimentarios.

Por su parte, Enrique Estrella ha puesto en valor la “experiencia satisfactoria” que supone la realización de estas jornadas, ya que permite “ver el interés real que tiene la empresa alimentaria en materia de etiquetado así como sus dudas y necesidades, muchos trabajadores llegan a estos cursos con muchas ganas de aprender, mostrando un alto interés en la normativa vigente”. Estrella añade que la logística del curso “responde a un buen método de trabajo, ya que permite compartir experiencias entre todas las partes implicadas en la cadena así como conocer otros sectores que normalmente no conocemos”.

En cuanto al desarrollo del curso, Almudena Columé destaca que “lo que más interés suscita es la comunicación de los alérgenos por medio de las etiquetas, saber qué debe declararse en el etiquetado y qué no, por lo que además, una buena práctica que se desarrolla en el curso es el análisis de etiquetas reales”. Por otra parte, este tipo de jornadas que se vienen desarrollando desde hace meses entre la Universidad de Castilla-La Mancha y SIC Agroalimentaria, “favorecen el intercambio de opiniones y experiencias, y ponen sobre la mesa qué es lo que la Administración pide en cuanto a legislación, qué hace realmente la industria y cómo es el producto final, aprovechando la base científica que aporta la universidad así como sus recursos de investigación y de expertos”.

Esta nueva edición del curso ha vuelto a reunir a técnicos de empresas agroalimentarias, responsables de calidad y estudiantes de disciplinas agroalimentarias de la región interesados en aprender de la mano de los farmacéuticos oficiales de Salud Pública de la junta de Comunidades de Castilla-La Mancha Enrique Estrella y Almudena Columé.

curso-herramientas-para-un-correcto-etiquetado-albacete-2

Etiquetado 2.0: nuevas fórmulas en la Seguridad Alimentaria

Albacete acoge la segunda edición del curso sobre Herramientas para un correcto etiquetado de los alimentos
Alumnos, cooperativas y empresas se han dado cita en Albacete durante la mañana de hoy para hablar, compartir experiencias y aprender sobre el correcto etiquetado de los alimentos, tanto envasados como no envasados, además de analizar la nueva normativa vigente desde el pasado mes de diciembre.

Desde la Fundación General de la Universidad de Castilla-La Mancha, en colaboración con el Departamento de Química Analítica y Tecnología de los Alimentos, el Foro de Seguridad Alimentaria de Castilla-La Mancha y SIC Agroalimentaria se ha organizado la segunda convocatoria que reúne a los diferentes agentes de la cadena alimentaria en cuestión de etiquetado.

Los farmacéuticos oficiales de Salud Pública de la Junta de Comunidades CLM, Almudena Columé y Enrique Estrella, han logrado transmitir a los participantes, técnicos de empresas agroalimentarias, responsables de calidad de diversos tipos de empresas y estudiantes de disciplinas agroalimentarias de la provincia y alrededores la normativa vigente en etiquetado, además de los recientes cambios que han tenido lugar en la legislación y los conocimientos necesarios para realizar un etiquetado correcto de los productos.

El responsable de Calidad y Seguridad de SIC Agroalimentaria, Andrés García, explica que “las empresas deben tener en un cuenta mucha normativa general y específica para poder realizar un etiquetado correcto. Por esa razón, es muy importante que se ofrezca formación específica y de calidad en esta materia”. Por su parte, la directora del Departamento de Química Analítica y Tecnología de los Alimentos, Ana Briones, explica que “la UCLM, y en particular los profesores de tecnología de los alimentos, quieren informar y compartir con la industria de alimentos las novedades en gestión y seguridad alimentaria a través de estas jornadas, usando las herramientas más adecuadas para que los técnicos puedan estar a la vanguardia en aspectos relativos a esta materia de gran relevancia para la industria de alimentos y bebidas”. Por este motivo, desde hace un año la UCLM y SIC Agroalimentaria viene colaborando estrechamente organizando cursos y encuentros que permitan compartir formación e información.
Nueva cita en Toledo

Debido al éxito con el que cuentan las jornadas realizadas en conjunto por la Fundación General de la UCLM, su departamento de Química Analítica y SIC Agroalimentaria que, desde su reciente creación cuentan con el apoyo del Foro de Seguridad Alimentaria, en el mes de marzo tendrá lugar una nueva cita más del curso ‘Herramientas para el correcto etiquetado de los alimentos, Seguridad Alimentaria’. Será el próximo miércoles día 8, en Escuela Superior de Gastronomía y Hostelería de Toledo.

Para esta ocasión aún está abierto el plazo de inscripción, que puede hacerse a través de la ficha de inscripción publicada en la web alimentosseguros.es y del correo electrónico jornadas.cta@uclm.es adjuntando el resguardo de la transferencia por el importe de la inscripción. Junto al formulario de inscripción se podrá enviar una etiqueta que será evaluada por el equipo docente y expuesta en los casos prácticos, hasta el próximo 27 de febrero.

foto-leche-super-web

El 93% de las sanciones de la Agencia de Información y Control Alimentarias pertenecen al sector lácteo

Durante el año 2016 la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) propuso 56 sanciones, y de ellas el 93% correspondieron al sector lácteo. De las 541 inspecciones de oficio, más de la mitad se centraron también en el sector lácteo.

La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) propuso 56 sanciones en 2016, de las que el 93 % correspondieron al sector lechero. Ese año se desarrollaron 541 inspecciones de oficio, de las que más de la mitad también se centraron en el lácteo.

Fuente: Efe Agro

Según reconoce el balance anual y acumulado de la actividad de la AICA, ofrecido por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), a lo largo de tres años se han realizado 5.957 inspecciones de oficio de la Ley de la cadena y los mercados oleícolas. Los controles de estos años han dado como resultado la propuesta de 622 sanciones, de las cuales, 347 han sido por no respetar la Ley de la Cadena y 275 por impagos de las cuotas obligatorias a las Organizaciones Interprofesionales de aceite de oliva y aceituna de mesa, por extensión de la norma.

A este respecto, la AICA ha puesto en marcha un programa específico de verificación y comprobación de la existencia de contratos en todos los sectores agrícolas y ganaderos, en el marco del Plan de Control 2016-2017.

Desde que comenzó su actividad la AICA, el sector lácteo y el de frutas y hortalizas fueron los más sancionados, con un 41 y un 51 % respectivamente durante tres años. El objetivo de esta campaña es, según el Mapama, comprobar que todas las transacciones comerciales por importe superior a 2.500 euros quedan recogidas por escrito en un contrato alimentario.

La actividad de la AICA por sectores
En cuanto a los datos de las sanciones acumuladas desde que comenzó su actividad la agencia, el sector lácteo y el de frutas y hortalizas fueron los más sancionados, con un 41 y un 51 % respectivamente durante los tres años.

Además, en el periodo 2014-2016 la industria registró el 53 % de las sanciones y la distribución (mayorista y minorista) el 47 % restante.
Por comunidades autónomas, el 32 % de las sanciones propuestas por AICA por incumplimientos de la ley se concentran en Galicia, seguida de Extremadura (14 %), Andalucía (12 %) y Madrid (11 %).

Por otra parte, en AICA se han recibido 149 denuncias en el último trienio, de las que 51 fueron por venta a pérdidas, una práctica prohibida por la Ley de Comercio Minorista y que es competencia de las comunidades autónomas.

curso-etiquetado-tomelloso-2

Las empresas garantizan una mejor información al consumidor

Responsables de calidad de empresas, miembros de la Administración y personal de la Universidad reciben formación en materia de etiquetado
Más de 30 personas se dieron cita en Tomelloso (Ciudad Real) para asistir al curso sobre ‘Herramientas para etiquetar correctamente los alimentos’ incluyendo la Información Nutricional organizado por la Fundación General de la Universidad de Castilla-La Mancha en colaboración con el Departamento de Química Analítica y Tecnología de los Alimentos y SIC Agroalimentaria.

La directora del Departamento de Química Analítica y Tecnología de los Alimentos, Ana Briones, y el responsable de Calidad de SIC Agroalimentaria, Andrés García, han sido los encargados de inaugurar el curso. Briones ha destacado que desde la Universidad se seguirán reforzando las líneas de colaboración entre Universidad, Administración y empresas, “apostando por una formación técnica y a medida de las empresas”. Ha recalcado que el pasado 15 de noviembre se comenzó a trabajar en el Foro de Seguridad Alimentaria de Castilla-La Mancha dando los primeros pasos de este marco de colaboración. Andrés García ha puesto en relieve el valor que desde SIC Agroalimentaria se da “a una formación de calidad para las empresas castellano-manchegas”. En materia de calidad y seguridad alimentaria ha destacado “el gran trabajo que se está haciendo por los técnicos cualificados y formados de las empresas que avalan la producción de alimentos con unas elevadas garantías para los consumidores”.

El objetivo de este curso, destinado a técnicos de empresas agroalimentarias, responsables de calidad y estudiantes de disciplinas agroalimentarias, ha sido transmitir a todos estos participantes la normativa vigente de esta materia así como todos los conocimientos necesarios para un etiquetado correcto.

De esta manera, los farmacéuticos oficiales de Salud Pública de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Enrique Estrella y Almudena Columé, han explicado de una manera amena e interactiva con los asistentes los aspectos a tener en cuenta a la hora de etiquetar correctamente un alimento comercializado así como las novedades del reglamento sobre información al consumidor que entrarán en vigor el próximo 13 de diciembre. Por su parte, Enrique Estrella ha destacado que “entre un 5-10 % población de la Unión Europea presenta algún tipo de intolerancia o alergia de origen alimentario por lo que la información de los alérgenos en los alimentos es una herramienta fundamental para la protección de la salud de este grupo de población”. Almudena Columé ha detallado que “la demanda de los consumidores sobre información nutricional en todos los alimentos será efectiva a partir del 13 de diciembre de 2016”.

 
Examinando etiquetas

Una de las características a destacar del curso ha sido su practicidad. A través de casos reales, etiquetas propias que las propias empresas han llevado para examinar, los asistentes han podido aprender de los fallos y conocer las exigencias que requiere el reglamento a la hora de etiquetar. Entre los que refiere a los fallos más comunes se deben al desconocimiento o la falta de información.

La información obligatoria, la información nutricional y otros temas de interés para la industria han sido protagonistas a lo largo de la jornada. A partir del 13 de diciembre el consumidor cuenta con más información a la hora de hacer su elección en el momento de la compra. La información nutricional se incorpora como elemento obligatorio de esta información en el etiquetado.

La Universidad de CLM organiza el curso ‘Herramientas para etiquetar correctamente los alimentos’ con el apoyo de SIC Agroalimentaria

La Fundación General de de la Universidad de Castilla-La Mancha en colaboración con el Departamento de Química Analítica y Tecnología de los Alimentos y SIC Agroalimentaria organizan el próximo miércoles, 30 de noviembre, en Tomelloso el curso ‘Herramientas para etiquetar correctamente los alimentos. Información Nutricional’ con el objetivo de transmitir a los participantes la normativa vigente de esta materia así como todos los conocimientos necesarios para un etiquetado c

SIC Agroalimentaria informa al consumidor sobre el etiquetado de productos

SIC Agroalimentaria informa al consumidor sobre el etiquetado de productos

orrecto.

Este curso, destinado a técnicos de empresas agroalimentarias, responsables de calidad y estudiantes de disciplinas agroalimentarias, contará con los farmacéuticos oficiales de Salud Pública de la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha Enrique Estrella y Almudena Columé que abordarán los Reglamentos que explican el etiquetado de productos envasados así como otras menciones facultativas en el etiquetado, como son propiedades nutricionales y saludables, todo ello, explicado a través de casos prácticos y de la evaluación que podrán mandar previo al curso los propios asistentes.

Con carácter general, el próximo 13 de diciembre entran en vigor los aspectos de la información nutricional del Reglamento 1169/2011. Con este paso los consumidores podrán tener más información de los productos que están adquiriendo. Por todo eso, es necesario conocer los requisitos que deben cumplir el etiquetado y cuáles son las herramientas al alcance de la empresa para etiquetar de una manera correcta.

Plazo abierto

Desde hoy y hasta el próximo lunes 21 de noviembre, todas aquellas personas que estén interesadas en asistir a esta jornada, deberán cumplimentar la ficha de inscripción publicada en la web alimentosseguros.es y remitirla al correo electrónico jornadas.cta@uclm.es adjuntando el resguardo de la transferencia por el importe de la inscripción. Junto al formulario de inscripción se podrá enviar una etiqueta que será evaluada por el equipo docente y expuesta en los casos prácticos.

Más información: INFORMACIÓN E INSCRIPCIÓN AL PROGRAMA ORGANIZADO POR LA FUNDACIÓN UNIVERSIDAD CASTILLA-LA MANCHA

modelo compliance

Plan de Prevención de Riesgos Penales (Modelo Compliance)

El Código Penal regula la Responsabilidad penal de las personas jurídicas. Esto supone que se podría condenar penalmente a una Empresa, entre ellas a las Cooperativas, por los delitos que se puedan cometer en nombre y/o beneficio directo o indirecto de la misma por sus administradores o empleados.

Ante esta amenaza, y con el objeto de eludir o limitar la responsabilidad penal de las Empresas, desde SIC AGROALIMENTARIA ofrecemos el servicio de elaboración de un Plan de Prevención de Riesgos Penales (Modelo Compliance), que en función de las actividades que realice la empresa, se inicia con la elaboración de un mapa de riesgos, identificándose los posibles delitos en los que puede incurrir la misma, se implantan los procedimientos y medidas concretas para reducir o eliminar la responsabilidad penal, se realiza la formación necesaria para  los miembros del órgano de administración y empleados de la Empresa en dicha materia, se presta asesoramiento al órgano de control interno que deberá velar por el cumplimiento del Modelo Compliance, así como de la eficacia del mismo.

Desde el departamento jurídico de SIC AGROALIMENTARIA, que cuenta con cuatro abogados expertos en empresas agroalimentarias, ya se ha iniciado este servicio en diversas Empresas de la región, siendo pioneros en la implantación de estos planes de prevención de riesgos penales.

Si estás interesado, puedes ponerte en contacto con SIC AGROALIMENTARIA para que puedan elaborarte un presupuesto sin compromiso.

ibm

IBM aplica Big Data y Analítica para detectar enfermedades transmitidas por alimentos

Utilizando tecnología de Big Data y Analítica, se pueden acotar la investigación a 12 productos alimenticios sospechosos en unas pocas horas

El laboratorio de IBM Research en Almaden ha anunciado en esta semana que sus científicos han descubierto que el análisis de datos de escáneres de supermercados y su comparación con mapas de casos confirmados de enfermedades transmitidas por los alimentos, pueden acelerar investigaciones tempranas. Desde SIC Agroalimentaria entendemos la importancia de esta novedad en cuestiones de seguridad y salud pública. Los investigadores demostraron que con tan solo 10 informes de exámenes médicos de enfermedades transmitidas por los alimentos pueden acotar la investigación a 12 productos alimenticios sospechosos, en unas pocas horas.

Las enfermedades que se transmiten por los alimentos, como las infecciones con salmonella, E. coli y norovirus, son una importante preocupación de salud pública. Se estima que cada año enferman en el mundo unas 600 millones de personas – casi 1 de cada 10 habitantes – por consumir alimentos contaminados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Durante el brote de una enfermedad transmitida por alimentos, identificar rápidamente la fuente del alimento contaminado resulta vital para minimizar la enfermedad, la pérdida y el impacto en la sociedad.

En el estudio de IBM, y como os informamos en SIC Agroalimentaria, los investigadores crearon una metodología de analítica de datos para revisar datos espacio-temporales -que incluyen la geolocalización y el horario de consumo- para cientos de categorías de productos almacenados. Los investigadores también analizaron cada producto para determinar su fecha de vencimiento, geolocalización de consumo y probabilidad de que alojaran un patógeno en particular, para luego correlacionar la información con la ubicación conocida de los brotes. El sistema luego clasificó todos los productos de almacén por probabilidad de contaminación en una lista que permitió a los funcionarios de salud pública probar los 12 alimentos principales sospechosos de contaminación y alertar al público en consecuencia.

Una investigación tradicional puede llevar de semanas a meses, y el tiempo influye significativamente en el impacto económico y sanitario del brote. El proceso típico emplea entrevistas y cuestionarios para rastrear la fuente de contaminación. En 2011, se tomaron más de 60 días en identificar la fuente de un brote de E. coli en Europa: semillas de fenogreco importadas. Para cuando se completó la investigación, todos los brotes producidos de esas semillas ya habían sido consumidos. Se enfermaron casi 4.000 personas en 16 países, y hubo más de 50 muertes antes de que los funcionarios de sanidad pudieran identificar la fuente, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

“Cuando hay un brote de una enfermedad que se transmite por los alimentos, el mayor desafío que enfrentan los funcionarios de salud pública es la velocidad a la cual pueden identificar la fuente de alimentos contaminados y alertar al público”, explicó Kun Hu, científico de investigación de salud pública de IBM Research en Almaden, en San José, California. “Si bien los métodos tradicionales, como entrevistas y encuestas, siguen siendo necesarios, analizar Big Data desde los escáneres de supermercado puede acotar significativamente la lista de contaminantes en cuestión de horas, para luego pasar a las pruebas de laboratorio adicionales. Nuestro estudio muestra que la tecnología Big Data y Analítica puede reducir significativamente el tiempo de investigación y el error humano, y causar un enorme impacto en la salud pública”.

El método descrito en este estudio ya ha sido aplicado a un brote real de E. coli en Noruega. Con solo 17 casos de infección confirmados, los funcionarios de salud pública pudieron usar esta tecnología para analizar datos de escáner de supermercado, relacionados con más de 2,600 productos alimenticios posibles, y crear una lista de 10 contaminantes posibles. El análisis posterior en el laboratorio identificó la fuente de contaminación al nivel de número de lote y partida del producto específico: una salchicha.

El estudio “From Farm to Fork: How Spatial-Temporal Data can Accelerate Foodborne Illness Investigation in a Global Food Supply Chain” (Del campo a la mesa: cómo los datos espacio-temporales pueden acelerar la investigación de enfermedades transmitidas por los alimentos en una cadena de suministro de alimentos global), se publicó en el Sigspatial Journal de la Association for Computing Machinery.

Fuente: diarioti.com